Prospectiva; la 4T en riesgo de desinflarse

Publicado por

En la medida que se acerquen las elecciones intermedias en México y en Estados Unidos con la elección presidencial en 2020, se acrecentarán las convulsiones políticas y sociales en virtud de que para el presidente López Obrador es indispensable mantener la mayoría en la Cámara de diputados federal, así como ganar el mayor número de las 14 gubernaturas que estarán en juego, por ello hará todo lo que esté en sus manos a pesar de los pataleos de la oposición por mantener su estela ganadora. De no preservar Morena su hegemonía, AMLO correrá el riesgo que en la revocación de mandato por la que se obstinó hasta el cansancio, lo despida el pueblo sabio.

Así es, la revocación de mandato, que en los cálculos políticos de López Obrador representa prolongar su mandato presidencial más allá del 2024, depende del referéndum que se hará en las urnas en el 2021, a su gestión.

Ya vimos que en este primer año de gobierno la estrategia de comunicación es origen y destino del proyecto de la 4T, por ello, las mañaneras, las giras de los fines de semana y los informes a la nación, que si fuera por AMLO serían cada mes, se convierten en la piedra angular de su proyecto por mantenerse en el poder.

No importa si miente en ellas, de hecho eso lo tiene sin cuidado, mientras le sigan creyendo los amlovers, pues es un detalle que no tiene la menor importancia. Sus dichos, aseveraciones y dialéctica la defienden sus seguidores, así como los panegíricos incrustados en los medios de comunicación y por supuesto las benditas redes sociales.

El señor presidente puede pontificar cualquier mentira y por arte de magia, sus adeptos se creen el sermón a pie juntillas, sin embargo, esas filas de adeptos incondicionales se adelgazan porque la realidad los ha golpeado a través de algún percance de inseguridad o de plano el bolsillo arrastra menos monedas que en el pasado.

Los despidos de la planta laboral están a la orden del día, tanto en el sector público, como el privado y esto aunque se trate de un fanático de la 4T, pues evidentemente empezará a mellar su confianza.

La trípode en la que descansa el nuevo régimen se ubica en el mensaje presidencial; los programas sociales y su estructura político electoral que se está aceitando en todo el territorio nacional; así como los proyectos de infraestructura como el aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas, apuesta riesgosa debido a que las tres obras corren el riesgo de no concluirse antes del 2024.

Desde luego, el tema de los contrapesos es relevante para mantener la égida en el país, por ello, desde todos los ángulos se trata de mellar la independencia y autonomía del Poder Judicial, visto este como casi uno de los últimos contrapesos que tiene el poder aplastante del presidente de la república.

El activismo de la propia ciudadanía, las presiones de los gobiernos y organismos internacionales, así como el de la prensa internacional y algunos medios nacionales, representan ese último bastión de libertad que representa el contrapeso más radical que pueda existir.

Amenazas y debilidades a la continuación del proyecto político de la 4T son interminables, pero hay una que cada día crece hasta que será insostenible para el gobierno y para el país; la deuda de Pemex y por ende el castigo de las calificadoras internacionales, será el epitafio de la lápida que pondrá fin a un proyecto político que no tiene ni pies ni cabeza.

Tan solo en el tercer trimestre de este año, Petróleos Mexicanos reportó pérdidas por 87 mil 858 millones de pesos, debido a una baja en el precio de la mezcla mexicana en mercados internacionales y la apreciación de 4 por ciento del dólar frente al peso.

La otra grave amenaza vendrá de Donald Trump que con la cadena de mando que trae al gobierno de López Obrador, léase, migración e incapacidad para combatir el tráfico de estupefacientes, pues ejercerá una presión in crescendo a medida que se acerquen los comicios en Estados Unidos.PUBLICIDADinRead invented by Teads

La prospectiva para los dos próximos años vislumbra un 2020 con altibajos en la economía que se irá decantando por una baja del PIB sobre los pronósticos oficiales y otros macroindicadores, sin embargo, todavía tendrá aire el gobierno de la 4T para mantener el apoyo mayoritario hasta desinflarse después de julio de 2021, cuando la crisis económica irrumpa con fuerza en territorio nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s